Las exportaciones españolas de alimentos cobran protagonismo por razones positivas; actualmente es el sector de la economía española con mayor superávit y segundo en exportaciones, batiendo en varias categorías récords de productividad y volumen de comercio exterior.

Mientras tanto, los compradores de siempre recuperan despacio sus tasas de crecimiento y poder adquisitivo, a la vez que nuevos mercados se interesan cada vez más por la oferta alimentaria de España; notables entre estos, los mercados de Asia y su veloz crecimiento, impulsado por el aumento de la renta disponible de una población de clase media cada vez más numerosa.

Además de los tradicionales “best-seller” españoles – carnes porcinas, aceite de oliva y vino –, cabe destacar las exportaciones de fruta y verdura, el sector más significativo por ingresos. La diversificación geográfica de las exportaciones trae también consigo nuevas tendencias, como la comercialización de aceite de oliva envasado en mercados fuera de Europa, o la necesidad de mejorar la capacidad de distribución y dotar de valor añadido a los vinos españoles, para una comercialización más rentable. En la siguiente infografía presentamos algunas tendencias a tener en cuenta.


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: