Tanzania está entre las 20 principales economías de más rápido crecimiento del mundo, y está en camino de traducir su crecimiento económico en económico a través de una pronta reducción de la pobreza y mejora en la calidad de vida de la mayoría de su población.

Esto requiere abordar ciertas urgencias para facilitar el acceso a la energía e infraestructura de transporte y mejorar el clima de negocios.

En este contexto, se identifican oportunidades de negocio e inversión para la empresa española en Tanzania.

Además del turismo, existen oportunidades de inversión en actividades de exploración y explotación de energía en Tanzania, especialmente en petróleo y gas, debido a los últimos descubrimientos de yacimientos que atraen una fuerte inversión extranjera.

La mayor parte de los proyectos de infraestructuras de transporte y energía aprobados y en ejecución en Tanzania son financiados por organizaciones multilaterales (sobre todo Banco Mundial y Banco Africano de Desarrollo), y por agencias de desarrollo de la UE y otros países, como Japón (JICA), China y Turquía.

El Banco Africano de Desarrollo juega un papel fundamental, con proyectos valorados en 1.800 millones de USD.

Su propósito es reforzar 5 pilares fundamentales, que detallamos en este artículo, con el objetivo de dotar a Tanzania del estatus de país con ingresos medios en 2025.

Tanzania tiene 55,6 millones de habitantes, y muestra un crecimiento demográfico de alrededor del 3% cada año. Su población rural ha crecido a un ritmo del 2.1% anual.

La mayor parte de esta población rural son agricultores dependientes de sus cosechas como principal fuente de supervivencia: se estima que un 87% de esta población tiene plantaciones de autoconsumo, mientras que el 13% restante las comercializa.

Las principales oportunidades que ofrece el mercado tanzano están relacionadas con el desarrollo de su industria y de grandes proyectos de infraestructuras previstos:

  • Maquinaria industrial, y de obras públicas; equipamiento de transporte por carretera, aparatos eléctricos, productos químicos, y productos agrícolas.
  • Generación, transmisión y distribución eléctrica.
  • Exploración y explotación de gas y de minerales.

Sin embargo, el alto crecimiento económico del país y las perspectivas de explotación de las grandes reservas de gas, hacen que en el futuro pueda existir un mercado de productos de consumo.

A continuación, repasamos los proyectos prioritarios del Banco Africano de Desarrollo y que se alinean con las oportunidades de negocio para las empresas extranjeras, entre ellas la española:

  1. Iluminación y suministro eléctrico

Alrededor del 70% de los tanzanos aún vive sin electricidad, y la demanda de energía está aumentando rápidamente.

Tanzania tiene abundantes recursos energéticos: gas natural, carbón, uranio y energías renovables.

Sin embargo, la demanda de energía está creciendo en un 10% cada año.

Las oportunidades que ofrece el sector energético surgen en:

– Energía hidroeléctrica (4,7 GW),

– Carbón (1.9 billones de toneladas),

– Energía geotérmica (650 MW),

– Gas (55 billones de pies cúbicos)

– Energías renovables (eólica y solar)

  1. Alimentación

El 40% de los tanzanos viven en inseguridad alimentaria, con la paradoja de que el país tiene vastas extensiones de cultivo.

El sector agrícola es la principal fuente de sustento para más del 75% de los tanzanos y representa aproximadamente el 30% del PIB.

Si bien la tasa de crecimiento del PIB real anual promedio ha sido del 7%, la agricultura ha estado creciendo a menos del 4% anual.

El Gobierno ha puesto en marcha un programa de desarrollo del sector agrícola junto al sector privado, el llamado Kilimo Kwanza (transformación de la agricultura).

Fomenta la participación activa de todos los tanzanos, los socios implicados y los sectores privados con el objetivo de mejorar la economía agrícola, aumentando su crecimiento al 10% para 2025.

Tanzania: desarrollo y oportunidades

Tanzania: desarrollo y oportunidades

  1. Industrialización

La persistente falta de industrialización frena la economía de Tanzania, que cuenta con importantes dotaciones de recursos naturales.

Para alcanzar un crecimiento sostenible, el país necesita promover la industrialización, así como su sector servicios para lograr una economía orientada a la diversificación, al sector privado y a la exportación, sectores de alta productividad que crearían empleo significativamente.

El sector industrial de Tanzania contribuye con el 20% del PIB del país, pero la cadena de suministro necesita mejoras si los minoristas eligen Tanzania como destino para valor añadido.

A menos que se fortalezcan las cadenas de valor, la competitividad de Tanzania mejorará a un ritmo lento: el país ocupó el puesto 116 de 138 países en el último Informe Global de Competitividad.

Una pobre red de transporte y de infraestructura eléctrica siguen siendo el impedimento clave para mejorar la competitividad.

  1. Integración

A través de la Política y Estrategia de Integración Regional de Banco Africano de Desarrollo, se fomenta la integración del movimiento de bienes y servicios, y de personas e inversiones.

Tanzania aporta más del 30% del PIB de la Comunidad del África Oriental (EAC) y es un miembro activo de la Cooperación para el Desarrollo del África Meridional (SADC).

También es signatario del acuerdo tripartito COMESA-EAC-SADC, cuyo objetivo es la integración económica mediante el aumento del rendimiento comercial, facilitando el transporte y ampliando la infraestructura en las tres comunidades económicas regionales.

Con otros estados miembros, desde 2014, Tanzania ha estado tomando medidas para convertir a la Comunidad Africana Oriental en territorio con aduana única.

Como resultado, los comerciantes y viajeros ahora necesitan llevar a cabo procedimientos de inmigración solo en un lado de la frontera, lo que reduce tiempo y costes.

  1. Mejora de la calidad de vida

El crecimiento económico de Tanzania no ha sido lo suficientemente efectivo como para crear suficientes trabajos y mejorar la calidad de vida. Es importante disponer los medios necesarios para que la economía de Tanzania pueda desarrollar todo su potencial en sectores de alta tecnología.

El acceso a los servicios es esencial: mejores servicios de salud, educación, agua y saneamiento son clave para crear una población sana y educada que pueda aprovechar las oportunidades laborales y comerciales.

En el contexto del crecimiento económico de Tanzania, la pobreza ha disminuido del 34,4% en 2007 al 28,2%, pero se concentra en las zonas rurales, donde 10 millones de personas dependen de la agricultura y el empleo a corto plazo para su sustento.

Aunque la tasa de pobreza disminuye, la cantidad de gente pobre en realidad está aumentando debido al crecimiento de la población. El país ha logrado avances en el acceso y la equidad en la educación primaria, logrando la paridad de género en el nivel de educación primaria, pero persisten muchos desafíos.

Las tasas de retención, finalización y transición a la educación secundaria deben mejorar, al igual que su calidad, si Tanzania quiere lograr mejores resultados de aprendizaje e integrar profesionales con formación relevante a su economía.


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: