Selección de proveedores en el exterior

Foto: Pablo Cantero

Ya casi no hay excusa para no obtener los mejores materiales al mejor precio en donde se encuentren: con una infinita variedad de opciones online, iniciativas públicas y privadas de impulso a las empresas, y cada vez más soluciones en almacenaje, logística y transporte al alcance de empresas de todo tamaño, nuevas y antiguas, es sólo cuestión de localizar al proveedor adecuado, preferiblemente antes de que lo hagan los competidores. Para ello, presentamos cinco claves básicas que conviene tener en cuenta durante el proceso de selección de proveedores en el exterior.

Comprobar el mercado existente

De todos los apartados, este es el más importante. Si bien un emprendedor global debe tener un olfato especial para seguir y detectar tendencias emergentes y productos únicos por su precio, características o calidad, también son incontables los casos de emprendedores que se han dejado llevar por el entusiasmo de un producto innovador para el que creen que habrá un gran mercado, sólo para toparse con el fracaso tras una gran inversión de tiempo y recursos.

Las impresiones subjetivas no tienen cabida en los negocios, ni en comercio exterior: es imprescindible calcular muy bien todos los gastos involucrados en la importación – transporte y almacenaje, homologación, tasas e impuestos, seguro, packaging, etc. -, contrastar datos y números, llevar a cabo estudios de mercado y probar con un pequeño grupo de clientes potenciales antes de realizar mayores gastos.

Distancia y accesibilidad

El éxito en estos casos requiere el trabajo de ambas partes, y tener en cuenta la necesidad de estar presente físicamente en el país de origen del producto en algún momento, y hablar con los responsables cara a cara; al realizar pedidos grandes hay que estar seguro de que es posible una comunicación fluida y confiar en los responsables de enviar el pedido; hay que recordar también que la otra empresa, por su parte, se halla en la posición de tener que evaluar si vale la pena el riesgo de despachar a un desconocido un pedido internacional, con todas las complicaciones que ello conlleva.

Por lo tanto, al elegir proveedores, hay que tener en cuenta la necesidad de visitar en persona con alguna frecuencia, para controlar que las instalaciones son adecuadas y están bien gestionadas, se cumplen las pautas proporcionadas, o por otros motivos, por no hablar de los costos de transporte; así, la cercanía geográfica o facilidad de acceso puede ser determinante a la hora de elegir o descartar proveedores.

Ideas claras

Al realizar consultas a posibles proveedores, es más fácil obtener una respuesta de los fabricantes teniendo todo preparado de antemano para hacer las preguntas pertinentes: presupuesto, calidades, especificaciones de producto, bocetos de prototipo, planos o fotografías, plazos de tiempo necesarios, condiciones de pago. Prácticamente todos los fabricantes y proveedores de cierto nivel se ven bombardeados por consultas a diario, muchas de las cuales proceden de curiosos que no tienen muy claro lo que quieren o no cuentan con un plan de negocio claramente realizable, por lo que este tipo de consultas muchas veces no obtiene respuesta.

Muestras y respuesta

Un buen filtro para descartar empresas de una lista de posibles proveedores es que tan dispuestas están o no a proporcionar muestras de cortesía, bien de productos ya disponibles, o – mejor aún, aunque no siempre posible – según instrucciones. Una vez que lleguen las muestras solicitadas, es preciso ser muy crítico: si la calidad no está dentro de los parámetros aceptables desde el primer momento, o la comunicación con los encargados de la empresa o cualquier aspecto del servicio no es bueno, es muy improbable que mejore en el futuro.

Capacidad de producción

Al reducir la lista de posibles proveedores, el tamaño de la empresa, el volumen de ventas, número de empleados, etc., pueden empezar a dar una idea de la capacidad de la empresa para afrontar la demanda, y tampoco estará de más indagar sobre los subcontratistas con los que trabajen; otro indicador bastante fiable son sus actuales clientes / puntos de venta del producto: a mayor distribución, mayor es la probabilidad de que el proveedor sea capaz de satisfacer las demandas de sus clientes. Las actividades de promoción en medios y redes sociales también proporcionan pistas sobre la capacidad de producción y expansión del proveedor para estar a la altura de las demandas del mercado.

¿Qué criterios te han resultado más útiles al elegir proveedores en el exterior? Deja tu comentario o comparte tu experiencia con en nuestro blog emprendedorglobal.info

 


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: