Como muchos exportadores descubren en su día a día, liquidar una transacción en una moneda extranjera puede ser complicado.

No obstante, es posible proteger a su empresa de los riesgos cambiarios al liquidar transacciones en una moneda extranjera.

A continuación, mostramos algunos consejos para decidir si tiene sentido resolver una transacción en una moneda extranjera y determinar la mejor forma de protegerse de los riesgos cambiarios.

Evaluar la importancia del cliente

Siempre es más fácil facturar en euros, pero puede no ser conveniente para algunos clientes. Ofrecer la factura en la moneda de su socio extranjero, si eso es lo que prefieren, puede fortalecer su relación.

Costes

En términos generales, si una moneda extranjera está subiendo frente al euro, debería beneficiarse de la facturación en esa moneda.

Si la moneda de un país extranjero está cayendo contra el euro y su negocio es de la UE con una inversión allí, va a perder haciendo la transacción de esa manera.

Sin embargo, los costos de abrir una cuenta de divisa y cubrir una transacción pueden ser considerables, por lo que deberá sopesar esos factores al determinar si un acuerdo le servirá económicamente.

Tanto los bancos como los corredores de divisas ofrecen cuentas en divisas, y comprar para encontrar un arreglo que reduzca el costo de la transacción a menudo vale la pena.

Para lograr eficiencias en costes, es mejor desarrollar una estrategia con sus asesores para la liquidación de transacciones en el extranjero, en lugar de tratar las transacciones una por una.

Si realiza operaciones en varios países, puede tener sentido ofrecer liquidaciones en moneda extranjera solo en los principales mercados en los que opera.

Cuando organiza contratos para fijar tarifas por un período de tiempo determinado, debe tener contratos individuales para cada país.

Por ejemplo, si opera tanto en Singapur como en el Reino Unido, tendría que tener contratos separados para cada uno.

Guárdese las espaldas

Cuando factura en una moneda extranjera, el mayor riesgo es la fluctuación de la moneda y el riesgo de que la moneda suba o baje frente al euro.

Además, los mercados son extremadamente volátiles en este momento.

Su banco o corredor de divisas puede aconsejarle si tiene sentido protegerse contra una posible fluctuación de divisas y qué tipo de transacción es la mejor.

Algunas transacciones lo protegerán de una posible subida o bajada en la moneda que está utilizando.

Por lo general, los contratos que utilizan los exportadores para cubrirse se denominan contratos forward o forwards de divisas.

Si firma un forward de 90 días para comprar el euro, por ejemplo, se fijará en el euro al tipo de cambio actual.

Independientemente de la cobertura que utilice, no puede protegerlo de todos los riesgos potenciales, así que asegúrese de tener las reservas de efectivo para aislar a su empresa si algo sale mal.

Considere su exposición

Una regla de oro cuando se exportan productos manufacturados es que cuanto mayor sea el período desde el contrato inicial y la fabricación hasta el envío y la entrega, mayor será la exposición a las fluctuaciones entre las dos monedas.

Por ejemplo, si está fabricando una embarcación en Bilbao que se está vendiendo a una compañía naviera en los Emiratos Árabes Unidos, el período de tiempo entre el inicio del proyecto y el pago sería bastante largo, lo que generaría una gran exposición.

Cuanto más tiempo, es menos probable es que el importador o el exportador esté dispuesto a absorber ese riesgo.

Sin embargo, si está enviando un pedido de perfumes por el que sabe que el cliente siempre paga en 30 días, la solución puede ser más simple.

Ambas partes pueden estar dispuestas a aceptar por adelantado un tipo de cambio que se aplicará cuando se produzca la entrega.

Sea realista sobre el potencial de retrasos en el final de la transacción o en el proceso de envío.

Este escenario a menudo surge cuando las compañías están construyendo una maquinaria especializada que toma mucho tiempo para construirse, enviarse e instalarse.

Asegúrese de que su equipo financiero se mantenga al tanto del cronograma del proyecto y ajuste sus acuerdos de cobertura en consecuencia, pues puede ayudarle a evitar esos riesgos.

moneda extranjera

moneda extranjera

Conozca el Mercado

En términos generales, los mayores riesgos de fluctuaciones monetarias se encuentran en los países en desarrollo con economías volátiles, y si su moneda no está vinculada al dólar, puede cambiar drásticamente de la noche a la mañana. Si realiza negocios en estos mercados, es posible que desee utilizar una estrategia de cobertura más completa.

Algunas empresas finalmente encuentran que la fabricación local es la mejor manera de prevenir los riesgos cambiarios en un mercado particular.

Para cerrar una operación en el país al que está exportando, lo ideal es eliminar la fluctuación de moneda de la ecuación.

Para las empresas del mercado intermedio, eso no siempre es factible.

Ahí es donde los instrumentos financieros entran en juego.

Considere las implicaciones tributarias

Si juega sus cartas directamente en transacciones de cobertura, puede obtener una ganancia de capital, una sobre la que debe pagar impuestos.

Pídale a su contable que revise las implicaciones fiscales de cualquier posible transacción con usted antes de seguir adelante con ella.

Dependiendo de los detalles de la transacción, le afectará.

Si puede predecir ese impacto antes de tiempo, puede planificarlo con su asesor fiscal.

Después de tomarse el tiempo para establecer una estrategia de cobertura que funcione, querrá cosechar las recompensas de las ganancias que obtuvo sin pagar una considerable factura de impuestos.


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

0 pensamientos en “Recomendaciones para utilizar moneda extranjera en operaciones internacionales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comercio Exterior

Mercado Global: cambios en el lugar de trabajo

Estamos en la era de los cambios constantes, y el lugar de trabajo está cambiando más que nunca. Hay cuatro categorías principales que están impulsando este cambio: cambio demográfico, tecnología, medioambiente y sociedad, y competencia. Leer más…

Comercio Exterior

Nueva Zelanda: número 1 para hacer negocios

Por segundo año consecutivo, Nueva Zelanda ha obtenido el primer puesto de la lista en el informe Doing Business 2018 del Banco Mundial por su facilidad para hacer negocios, por delante de otras 190 economías. Leer más…

Comercio Exterior

La Pyme Global apuesta por el e-commerce

En la era digital actual, no sorprende que las grandes empresas de todo el mundo realicen grandes inversiones en comercio electrónico. Aun así, muchas Pymes todavía se plantean preguntas sobre cómo tener éxito en el Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: