MINTs

Mercados MINTs – México, Indonesia, Nigeria, Turquía.

Todo emprendedor global debe detenerse a contemplar las posibilidades para la diversificación que ofrecen los mercados MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía), el acrónimo popularizado por el economista Jim O’Neill, presidente de Goldman Sachs, e impulsor del término BRICs, de países que se perfilan como nuevos actores clave de la economía mundial.

Para evaluar dichas posibilidades se han tomado en cuenta factores como los esfuerzos para incrementar la estabilidad en sus gobiernos, economía y política, la apertura del comercio y mejora de las normativas de negocios; mientras tanto los obstáculos, aunque aún numerosos y formidables, van siendo poco a poco erosionados.

Estos países tienen en común un entorno dinámico de crecimiento, una estabilización relativamente reciente de las condiciones que afectan a su producción y economía, y suficiente acceso a fuentes de energía, bien gracias a la producción propia (México, Nigeria, y en menor medida Indonesia), o bien gracias a sus vínculos con regiones productoras (Turquía), lo cual les permite concentrar mas recursos en otras áreas.

A ello se suma la importancia geoestratégica en el comercio por sus relaciones establecidas con los “pesos pesados” de Norte y Sudamérica (México), Europa occidental y del este, Medio Oriente y Asia Central (Turquía), Asia del Sureste y Pacífico (Indonesia), o bien como pieza clave en el despegue económico de los mercados africanos (Nigeria).

Sus grandes y jóvenes poblaciones suponen otra dosis importante de optimismo, siempre que se mantenga el proceso de estabilización, crecimiento, e inversión en la educación necesarios para el desarrollo; desde Indonesia, el cuarto país mas poblado del mundo, con promedio de edad 29 años), a Nigeria, la nación más poblada de África y la más joven de los MINTs, con un promedio de edad de 18 años; cierran la formación México y Turquía, con 122.3 millones y 74.9 millones de habitantes respectivamente, y un promedio de edad que va desde los 27 a los 29 años. (Datos del Banco Mundial, y CIA World Factbook).

Con todo, es innegable que estos países aún deben enfrentar severos desafíos, para ampliar y mejorar el acceso a una buena educación y capacitación profesional de sus jóvenes, necesario para sortear la “maldición de los recursos”, típica de las naciones ricas en recursos naturales, en detrimento de la transición a una economía más productiva, sostenible y apoyada en el conocimiento, además de ser la clave para desarraigar el lastre al desarrollo que suponen la corrupción y la debilidad generalizada del marco jurídico: el cambio pasa por unas próximas generaciones mejor informadas y con capacidad para influir en el destino del país, para quienes estos factores amenazan su futuro.

Un breve vistazo: México

México aprobó recientemente una serie de reformas estructurales, de cuya implementación depende el impulso a la inversión, particularmente en los sectores de producción energética, de finanzas, fiscal y en telecomunicaciones, además de sacar a la luz una porción de la considerable economía sumergida; el país aún enfrenta grandes dificultades con la creación de empleo formal, los niveles de pobreza, y una elevada inflación. Es improbable, sin embargo, que los resultados de dichas reformas puedan verse a corto o incluso a medio plazo.

Adicionalmente, la cercanía de México con sus principales socios comerciales, EEUU y Canadá, es al mismo tiempo fortaleza y debilidad; su economía está fuertemente ligada a los vaivenes económicos de estos dos países, algo que el país se esfuerza en aminorar: los lazos comerciales con China y Brasil han ido ganando importancia, así como con las demás economías de América Latina y la UE, con las que también mantiene acuerdos de libre comercio.

Mientras tanto, a medida que los costos de producción aumentan en China, y debido a las similitudes en los estándares eléctricos y de producción, México vuelve a ser la opción principal de sus primeros socios comerciales, para la manufactura de dispositivos electrónicos, electrodomésticos y componentes aeroespaciales.

Como circunstancias que afecten especialmente al entorno de negocios, en general el nivel de cumplimiento de los contratos comerciales es elevado, pero en caso de ser necesaria la intervención de los tribunales, estos son altamente ineficientes, cuando no propensos a la interferencia por motivos políticos o económicos.

Igualmente, la administración y normativas regionales están altamente influenciadas por las esferas de poder del narcotráfico; los crímenes violentos y la extorsión de “impuestos de protección” se ceban especialmente con los pequeños autónomos y PyMEs en los lugares de mayor actividad de los cárteles. Está aún por verse el impacto pleno de las medidas anticrimen implementadas en los últimos años, cuyos resultados hasta ahora han sido mas bien modestos.

Indonesia

Indonesia también ha experimentado considerables cambios en su ambiente de negocios, tradicionalmente difícil y complicado, a fin de atraer inversión extranjera. Aunque su normativa jurídica y falta de infraestructuras sigue siendo un obstáculo a la hora de resultar un destino atrayente para las empresas e inversión extranjeras, Indonesia es hoy una de las economías mas vibrantes de Asia, con un crecimiento con un crecimiento que rivaliza con el de India, y relaciones muy estrechas con China; la población de origen chino en particular tiene un peso notable en la actividad empresarial privada del país.

Sin embargo, el país depende en gran medida del comercio de materias primas, con la consiguiente exposición a las fluctuaciones de precio de las mismas, y debe lidiar con una alta tasa de inflación, y niveles significativos de desempleo, aunque este último muestra tendencia al declive. El aumento del consumo interno de petróleo y el gas, y el estancamiento de su producción, anteriormente una importante fuente de divisas, ha hecho que Indonesia pase a ser importador de petróleo.

Esto ha llevado a la adopción de medidas para el estímulo de las exportaciones no petroleras, como manufacturas y productos agrícolas y minerales, además de su industria turística. La conservación de su riqueza biogenética, la segunda mayor del mundo, es otro punto clave en las perspectivas de desarrollo del país.

Nigeria

La corrupción y falta de transparencia en Nigeria se ve agravada por la profunda interferencia del gobierno en el sector privado, en una nación históricamente sujeta a severas represiones y vigilancia por parte de la autoridad; al mismo tiempo, el marco jurídico y el registro de la propiedad son notables por sus deficiencias, y los procesos de avance se ven seriamente amenazados por la violencia étnica y regional, como los disturbios en el delta del Níger, originados por el deterioro medioambiental y de las condiciones de vida de la población local, y la actividad terrorista de fondo teo-político.

Para la situación de las familias, la alta tasa de fertilidad y la juventud de su población son un arma de doble filo, ya que la mayoría se enfrenta a grandes dificultades para alimentar y educar a sus hijos, así como la mayor parte de la población femenina que intenta acceder a la educación y al mercado laboral.

 

Una vez dicho esto, todos estos factores, y muchos otros más, como la inseguridad ciudadana e institucional, la muy alta tasa de inflación y las carencias en infraestructuras y servicios (como el sistema bancario, accesible solo a un número reducido de la población, o el suministro de electricidad; la mayoría de negocios lleva a cabo su actividad con ayuda de un generador), no logran apagar el espíritu emprendedor de gran parte la población, característica de la cual muchos se enorgullecen

De esta característica da fe un crecimiento del PIB nada desdeñable de entre 6% y 7% en los últimos años, aún con todas estas dificultades en su contra; aunque predomina la economía informal y de subsistencia, y el uso mayoritario del efectivo, la actividad industrial y de servicios cobra cada vez más importancia a medida que crece el poder adquisitivo.

Turquía

Como todos los demás MINTs, el entorno de negocios de Turquía se ve afectado por un marco regulador bastante rígido, y sin embargo muy expuesto a la corrupción y al amiguismo; a esta desventaja se añaden otras como el malestar social causado por la polarización cada vez más acentuada entre grupos laicos y religiosos conservadores, que ha desembocado en confrontaciones y reacciones autoritarias de su gobierno, y unas tasas muy altas de inflación y desempleo.

Está aún por verse como el notable crecimiento de su PIB, el más rápido por detrás de China, se puede traducir en una mejoría de estas circunstancias, aunque en general muchos inversores coinciden en que las perspectivas de futuro son en general bastante robustas.

Entre éstas, cabe destacar una buena proporción de trabajadores jóvenes y capacitados, y una infraestructura comercial competente. No obstante, a fin de anticipar y satisfacer las demandas impuestas por el rápido crecimiento de su economía, el gobierno tiene entre sus planes impulsar varios grandes proyectos de infraestructura, en particular en los sectores de transporte y energía.

Se intenta también reducir la vulnerabilidad causada por su considerable déficit de cuenta corriente, y los bajos niveles de reservas de divisas externas, mediante medidas orientadas a aumentar la baja tasa de ahorro interno y reducir la dependencia de las importaciones de energía, inyectando una considerable inversión para el sector de energías renovables.

Como motores destacables del crecimiento económico de Turquía, está la construcción e industrias relacionadas (particularmente la del cemento, hierro y acero, en donde es una de las mayores productoras mundiales); el país está entre los veinte primeros productores de vehículos mas grandes del mundo y entre los diez primeros en producción de artículos agroalimentarios, electrodomésticos, ropa y textiles.

Para recordar

Como todos los mercados emergentes, estos países ofrecen numerosos retos operativos para las empresas: entramados burocráticos de gran complejidad, y en general una intervención significativa del estado en la actividad privada; culturas de negocios en las que es fundamental el cultivo de las relaciones personales, y la competencia cada vez mayor de empresas locales e internacionales. Es preciso recordar que cualquier estrategia orientada a estos mercados debe basarse en la persistencia, flexibilidad, y el largo plazo para obtener resultados.

¿Has trabajado alguna vez con estos países? Comparte tu experiencia con otros emprendedores globales.

Artículo publicado también en nuestra columna en MurciaEconomía.


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

0 pensamientos en “Mercados MINT para emprendedores globales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comercio Exterior

Qatar: gestión del embargo internacional

El 5 de junio de 2017, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahréin anunciaron que rompían las relaciones diplomáticas con Qatar debido a las relaciones del país con Irán y las acusaciones de Leer más…

Comercio Exterior

Latinoamérica pierde inversión extranjera

La inversión extranjera directa perdió fuerza en Latinoamérica durante el 2016 en comparación con años anteriores, comportamiento que se espera que se prolongue a lo largo de este año. No obstante, también hay motivos para Leer más…

Comercio Exterior

Top 3 Tendencias en el mercado global de la ropa y calzado

La evolución del denominado “athleisure” ha sido sin duda la tendencia definitoria de esta década en ropa y calzado. En lugar de disminuir en importancia, la tendencia está evolucionando, empujada por el continuo crecimiento del Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: