Mercados Mercosur II

Edificio Mercosur, Montevideo. Foto de J. Baikovicius en Flickr, CC BY-SA 2.0

Los próximos meses serán de especial interés para el devenir de la economía de Mercosur. Aunque este bloque en general tiende a plantear muchos obstáculos desalentadores en cuanto a la facilidad de hacer negocios y la competitividad en un marco global, es innegable que tanto la adhesión de su integrante más reciente – Bolivia –, como las elecciones presidenciales en Argentina, y el impacto de los recientes datos negativos de la economía brasileña plantearán numerosos cambios de estrategia, tanto para las empresas extranjeras que ya trabajen en la región, como para aquellas que contemplen introducirse en estos mercados.

Paraguay cuenta con un sector agrícola productivo y orientado a la exportación, con sus vecinos de Mercosur y Rusia como sus principales destinos; igualmente, conviene contemplar las oportunidades en los sectores de construcción, energía hidroeléctrica, tecnología, equipamiento y productos industriales y químicos, una gran parte de los cuales deben ser importados del exterior, en especial de sus dos principales socios comerciales, Brasil y Argentina, aunque China como país proveedor gana cada vez más terreno.

También es destacable el impulso más reciente al sector de hostelería y alojamiento para eventos corporativos y de negocios, aprovechando su situación estratégica en la zona, avances en estabilización política y social, y costos competitivos; en este apartado cabe también incluir el fenómeno del “turismo de importación” en el que visitantes de las ciudades fronterizas de los países vecinos aprovechan los precios más bajos de este país (particularmente en productos electrónicos de importación, bastante más caros al otro lado de la frontera) para comprar productos de consumo. Como es típico en la zona, existe una extensa economía informal, que dificulta la obtención de datos económicos reales, y predominan las microempresas, pequeños comerciantes y agricultores de subsistencia en las zonas rurales.

A pesar del incremento tanto en las exportaciones como en la demanda interna y el consumo de los hogares, actualmente el segmento que puede permitirse la mayor parte de productos europeos de consumo es aún muy reducido; no obstante, el poder adquisitivo del pequeño y joven mercado interno, aunque muy limitado aún para la inmensa mayoría, va en aumento, y las políticas del país en general muestran compromiso con el crecimiento de los sectores productivos, una economía abierta y un marco adecuado para la inversión a nivel privado y público.

Por otro lado, el descontento ante lo que tanto este país como el vecino Uruguay perciben como apabullamiento por parte de los dos economías más poderosas del bloque, sumado a unas perspectivas más aperturistas que las de estos países, ha creado las condiciones para establecer vías de acercamiento a otros mercados. Aunque por lo general las empresas extranjeras pueden esperar un trato equitativo, aún permanecen numerosos obstáculos para la entrada y desarrollo: debilidad de la norma jurídica y de la estabilidad política, que se ve gravemente afectada por la corrupción y amiguismo en las instituciones; infraestructuras deficientes y una actividad delictiva sin control.

Uruguay, que alberga la sede de Mercosur, no obstante ser una economía pequeña resulta quizás el destino mas amigable para la inversión, la actividad formal, la participación de las empresas extranjeras en la economía y el cumplimiento de acuerdos, gracias a su sólida posición internacional, instituciones estables y capaces con niveles de corrupción restringidos, compromiso con la sostenibilidad medioambiental, los valores democráticos y la igualdad social, sin descuidar por ello la gestión macroeconómica responsable.

Adicionalmente, gracias a su vigorosa actividad exportadora, basada en gran parte en las materias primas de origen ganadero y agrícola, el país cuenta con suficientes reservas de divisas y a excepción de lo que ocurre con sus dos mayores vecinos, una economía mucho más abierta al exterior, aunque por ello, también más expuesta a sobresaltos económicos, y particularmente a aquellos que provienen de sus dos principales socios comerciales, Argentina y Brasil, de los que intenta reducir su dependencia; particularmente ante las restricciones al comercio por parte de ambos países, lo cual ha impactado en su volumen de exportaciones.

Como ya mencionamos anteriormente, este país y su vecino Paraguay han sido los que más objeciones han planteado sobre Mercosur y su trato desigual hacia sus integrantes de menor tamaño, y mostrado mayor interés por proseguir con las conversaciones hacia el acuerdo comercial con la Unión Europea, al igual que con sus vecinos de la Alianza del Pacífico.

El mercado, aunque de pequeñas dimensiones, es principalmente urbano y con una gran clase media, aunque las secuelas de la crisis de 2002 sumieron a muchos por debajo de la línea de pobreza; además, una elevada inflación y depreciación de la moneda han desembocado en un descenso en el consumo privado. Sin embargo, sigue siendo un mercado muy interesante en cuanto a oportunidades para empresas el sector de generación de energías renovables, procesado de alimentos, vehículos y piezas de vehículos, equipamiento y tecnología para la agroindustria – particularmente en el sector ganadero y lácteo –, y para la industria turística y hotelera.

Venezuela fue el último miembro en ingresar al grupo, y el que presenta mayor nivel de riesgo debido al acelerado deterioro y desorden institucional y civil, que ha llevado a una situación política y económica insostenible de la que muy pocos prevén una salida plausible. Esto sucede a pesar de contar con una de las mayores reservas mundiales de petróleo, y una gran riqueza en recursos minerales – bauxita, hierro y oro –, y, aún con las profundas desigualdades existentes, un segmento de mercado con un poder adquisitivo medio relativamente numeroso, mayoritariamente urbano y bastante joven en su conjunto.

Sin embargo, la deficiente gestión y organismos débiles, inestables y altamente politizados y corruptos han conducido a un grave déficit fiscal y de divisas externas. Los rígidos controles para la adquisición de divisas externas – tanto para empresas como para particulares –, implementados para intentar frenar la inflación y la huida de capitales, han desembocado en una rápida expansión del mercado negro, y la descontrolada inflación, sumada al desabastecimiento de productos básicos de consumo, ha tenido entre otros efectos el de desalentar el ahorro de los hogares.

Hay un alto nivel de hostilidad hacia las empresas e inversores extranjeros – y nacionales – por parte de las autoridades reguladoras, que se traduce en numerosos y severos impedimentos, desde la interferencia de la administración en la actividad privada – cuotas, estrictos controles de precios y de adquisición de productos, retención de permisos necesarios para operar –, hasta coacciones y amenazas que llegan a incluir la expropiación de activos y sanciones penales. El sistema legislativo y judicial está bajo control del gobierno, limitando severamente las garantías legales para recuperar lo invertido y repatriar dividendos; hay una supresión cada vez mayor de las libertades civiles, y niveles extremados de delincuencia callejera y mortalidad por delitos violentos.

El sector petrolero, de cuya explotación han dependido históricamente la gran mayoría de los ingresos del país, ha decrecido también en producción, además de experimentar una reducción drástica en sus ingresos ante la caída de los precios del petróleo. Por otro lado, la diversificación de la base económica se ve obstaculizada por la erosión del sector industrial, tanto en capacidad de producción como en competitividad, debido a los estrictos controles de cambio de divisas, que impiden a los empresarios cumplir con los compromisos necesarios para funcionar, y a la fuga de una parte considerable del capital humano ante la difícil situación.

¿Has trabajado anteriormente con estos mercados? Comparte tu experiencia con otros emprendedores globales.

 


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: