El comercio global cambia por momentos a medida que disminuyen multitud de barreras; notable entre estas, el acceso a las emprendedoras de cada vez más países al mercado global. Según el Global Report on Women and Entrepreneurship, alrededor de 126 millones de mujeres estaban iniciando o gestionando nuevas empresas en 67 economías de todo el mundo en 2012; a esto hay que agregar una cifra estimada en 98 millones de mujeres a cargo de empresas ya establecidas.

Para nadie es un secreto que a las barreras que habitualmente enfrentan las PyMEs para crecer e internacionalizarse, se le suman otras trabas específicas de la actividad empresarial femenina, tales como la frecuente escasez de recursos y acceso a la financiación, la dificultad de conciliar los compromisos familiares con viajes y networking internacional, y numerosos impedimentos culturales para la obtención de experiencia en dirección de empresas, y en muchos lugares, la educación de niñas y jóvenes.

A pesar de estos obstáculos, la presencia femenina en el tejido empresarial global crece sin prisa, pero sin pausa, y en algunos lugares (notablemente Europa del este, América Latina, y partes de Asia y África subsahariana) suponen un importante motor de la economía regional, con un incremento considerable del poder e influencia en las decisiones de compra de productos y servicios dirigidos a las necesidades y tendencias en segmentos de mercado femeninos; en general se calcula que hasta un 80% de las decisiones de consumo de los hogares es controlado por mujeres, incluyendo segmentos habitualmente orientados al consumidor masculino, como automóviles y electrónica.

Además del impulso a la prosperidad económica, la mayoría de expertos coincide en que el emprendimiento femenino repercute de manera especial en el bienestar social y desarrollo del capital humano: en muchas regiones, es frecuente que las empresarias inicien su actividad con el fin de dar respuesta a las necesidades familiares.

Entre estas cabe destacar la inversión en una mejor educación y oportunidades para los hijos, cobertura total o parcial de la asistencia a padres dependientes, o mejoras en las condiciones de vida del grupo familiar (alimentación, gastos del hogar, etc.). En la siguiente infografía presentamos algunos datos y tendencias a tener en cuenta para el futuro.

Artículo publicado también en nuestra columna en MurciaEconomía.


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: