En un mundo interconectado, la innovación, la internacionalización y la comunicación son fundamentales para empresas que quieren ser más competitivas.

Sin embargo, para muchas Pymes, la innovación es un campo poco priorizado y está relacionado más con los procesos internos de adaptación que con una ruptura del esquema de la empresa para crear nuevos conceptos de producto.

Normalmente, lo que lleva a la pequeña empresa a invertir en innovación es la certeza de que obtendrá beneficios tangibles.

Actualmente estamos ante un punto de inflexión, en la transformación de lo analógico a lo digital. La fabricación, por ejemplo, está cambiando rápidamente impulsada por esta revolución digital. Las empresas necesitan ser ágiles y tener capacidad de adaptación, para lo cual, afortunadamente, existen soluciones para afrontar estos retos.

La Pyme tiene más opciones para trabajar en innovación, diseñando y prototipando productos y servicios personalizados gracias a nuevas herramientas de creación de fácil incorporación a la estructura de la empresa por su adaptabilidad, como son la realidad virtual, el Big Data, IoT (Internet of Things, “el internet de las cosas” o la interconexión digital de objetos cotidianos con internet), impresión en 3d y técnicas láser.

El Big Data -entendido como el almacenamiento de grandes cantidades de datos y los procedimientos usados para encontrar patrones repetitivos dentro de esos datos- puede jugar un papel importante a la hora de estimular a las empresas para avivar su espíritu emprendedor a través de combinar información abierta al público, información secundaria como el IoT, e información de inteligencia comercial, de un modo que dé lugar a la innovación y a la posibilidad de ganar en eficacia y eficiencia, permitiendo a las empresas hacer más con menos y obtener resultados de alta calidad.

La digitalización de la economía representará una novedosa y más accesible ruta hacia la innovación para las pymes. En este proceso, es fundamental la calidad de visualización de los datos, pero puede resultar un procedimiento caro y confuso para la mayoría de las pymes y es casi seguro que no hay un único producto-software que pueda adaptarse a todas las necesidades de un negocio.

Un centro o sistema de visualización de datos – puede encontrar algunos ejemplos en este link en español y en este otro en inglés- nos puede ayudar a navegar a través de estos macro datos, visualizando nuevos mercados y oportunidades de negocio y servir como base en la toma de decisiones.

La información y la inteligencia comercial son claves en el proceso de cambiar e innovar  en un modelo de negocio.

El reto está en encontrar el modo en que las empresas puedan ser ayudadas a entender esta información de manera que les sirva para tomar decisiones basadas en evidencias. La visualización trata sobre acercar datos a la vida real y ayudarnos a tener nuevos enfoques, lo cual es, en resumidas cuentas, el punto de partida para la innovación.


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: