Según una reciente encuesta, existe un apoyo generalizado entre los trabajadores de todo el mundo a medidas obligatorias de protección frente al COVID en el lugar de trabajo. Aproximadamente, tres de cada cuatro adultos empleados están de acuerdo en la vacunación obligatoria en el lugar de trabajo (78%), a someterse a pruebas frecuentes si no están vacunados (74%) y usar mascarilla en las áreas comunes (81%). La mayoría de los trabajadores en buena parte del mundo (con una media del 62% a nivel mundial) no se sentirían cómodos yendo a trabajar si no se implementaran tales medidas.

Estos son los resultados de una encuesta realizada por el Foro Económico Mundial y la consultora francesa Ipsos a casi 14.500 adultos empleados en 33 países entre el 22 de octubre y el 5 de noviembre de 2021, unas semanas antes de la aparición de la variante Omicron.

La encuesta también destaca grandes diferencias en el comportamiento y las actitudes relacionadas con el COVID y el lugar de trabajo a nivel mundial. El apoyo a la vacunación obligatoria, pruebas y uso de mascarillas es generalmente más alto en el este y sur de Asia, Arabia Saudita y América Latina, y más bajo en Europa central, este y norte y EE.UU.

Así mismo, los países donde los trabajadores se muestran más a favor de la vacunación obligatoria en el lugar de trabajo son también aquellos en los que es más probable que los trabajadores acepten vacunarse si se les solicita para mantener sus puestos de trabajo. Mientras que en promedio a nivel mundial alrededor de dos tercios de los trabajadores (68%) dijeron que se vacunarían en este escenario, cuatro de cada cinco lo dijeron en China, Singapur y Corea del Sur, mientras que solo la mitad lo hizo en Rusia, Polonia y Rumania. A nivel mundial, solo el 12% de los trabajadores acepta someterse a test con frecuencia para mantener su puesto de trabajo.

En Rusia, Turquía y los Países Bajos, la proporción de trabajadores que intentarían evadir la vacunación o los test obligatorios, manteniendo sus puestos de trabajo, es aproximadamente el doble de la media mundial del 9%. En Rumanía, Hungría y EE. UU., más del doble dicen que dejarían su trabajo o buscarían otro que la media, el 5%. A nivel mundial, es más probable que los trabajadores mayores y los trabajadores con un alto nivel de educación admitan que se vacunarán.

Solo en siete de los países encuestados la mayoría de los trabajadores se sentiría cómoda yendo a trabajar si no existieran medidas de protección obligatorias: Rusia, Polonia, Dinamarca, Hungría, Suecia, Suiza y los EE. UU.

En China, donde solo el 12% de los trabajadores dicen que se sentirían cómodos en este escenario, dos tercios dijeron que dejarían su trabajo (18%) o trabajarían de forma remota (48%). Otros países donde al menos el 40% renunciaría o trabajaría de forma remota en ausencia de medidas de protección incluyen a Malasia, España, Corea del Sur, Japón y Perú.

Sin embargo, esta encuesta se realizó antes del descubrimiento de la variante Omicron, que puede tener nuevas implicaciones para las restricciones y normas en el lugar de trabajo.


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: