Los vehículos eléctricos han existido desde finales del siglo XIX, pero solo en los últimos años han presentado grandes avances tecnológicos.

Con las constantes mejoras en el rendimiento y la tecnología, el apoyo de los gobiernos y la disminución de los costes de producción, se espera que los vehículos eléctricos tengan un gran impacto en la industria y en la sociedad en las próximas décadas.

El mercado de vehículos eléctricos se valoró en 162.000 millones de dólares en 2019 y se prevé que alcance los 803.000 millones en 2027, lo que implica un crecimiento anual del 22,6%. Aunque la pandemia afectó negativamente al crecimiento de vehículos eléctricos proyectado y provocó que las ventas generales de vehículos cayeran un 23% en 2020, se espera que los vehículos eléctricos representen el 28% del total de ventas de vehículos en 2030 y que aumenten al 58% para 2040. 

Desde el último lustro, China ha estado dominando, y lo más probable es que así continúe, el mercado de vehículos eléctricos, representando la mitad de todas las ventas mundiales. La creciente demanda, las políticas favorables implementadas por el gobierno y las excelentes estructuras corporativas dentro de compañías locales como Kandi Technologies Group y Nio continuarán impulsando el crecimiento. De hecho, Nio superó a Tesla en 2020 en términos de crecimiento de capital, con una revalorización de sus acciones de un extraordinario 1400%.

En el caso de Europa, el sector del vehículo eléctrico ha experimentado un crecimiento significativamente mayor que en otras regiones, cuyo líder es Noruega, país en el que aproximadamente el 55% de sus vehículos vendidos en 2020 fueron eléctricos.

Por otro lado, Reino Unido y Alemania seguramente se acerquen pronto a esa cifra, ya que los gobiernos de ambos países se han comprometido plenamente con un objetivo de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050.  No así en EE. UU., donde pese a tener cada vez mayor participación de mercado, sus cifras están muy lejos de China y Europa, principalmente debido a que los fabricantes no tienen todavía demasiados incentivos y los precios del petróleo han estado relativamente bajos.

Para 2030 se espera que China aglutine el 49% del mercado mundial de vehículos eléctricos, Europa el 27% y Estados Unidos el 14%. Fuera de estas tres regiones, el resto del mundo estará muy por detrás en la adopción de estos vehículos, principalmente debido a la falta de capital disponible en los países menos desarrollados. Por tanto, la adopción generalizada de medios de transporte más respetuosos con el medio ambiente está a varias décadas lejos de ser realidad y la brecha entre los países que más esfuerzos realicen para combatir el cambio climático y los que menos no hará más que aumentar.


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: