La Comisión Europea anunció el 5 de julio el cierre de la negociación política para el acuerdo de libre comercio que negocian desde 2013 con Japón, fecha en que el Gobierno de la Unión Europea instruyó a la Comisión Europea el inicio de negociaciones.

Entre otras cuestiones, queda por decidir si el acuerdo será mixto, es decir, si tendrá que ser validado, además de por el Consejo y el Parlamento Europeo, por las cámaras nacionales.

Cuando entre en vigor, representará un impulso para las empresas de la UE, que ya exportan más de 58.000 millones de € en productos y 28.000 en servicios a Japón cada año.

Rechazo al proteccionismo de Trump

La elección del momento del anuncio no fue algo arbitrario.

Se declaró un día antes de la cumbre del G20 en Hamburgo, a la que acudió el presidente estadounidense Donald Trump.

El nuevo presidente estadounidense siempre se ha mostrado contrario a los acuerdos sobre el clima y a los actuales tratados comerciales multilaterales.

En este contexto, el bloque europeo aprovechó para presentarse como antítesis del aislacionismo que propugna Trump, quien anunció ya en junio la salida de EE.UU. del Acuerdo de París y quien se ha mostrado contrario a los grandes tratados entre bloques comerciales.

Ya en su etapa de candidato a la Casablanca proclamó su oposición a la negociación del tratado TTIP entre Estados Unidos y la Unión Europea el año pasado.

Antecedentes

La Unión Europea ha contado con una oficina diplomática en Japón desde hace 20 años, que ha ido evolucionando hacia la Delegación de la UE, cuando se firmó el tratado de Lisboa en 2009.

Esta cooperación se afianzó en los 90, cuando ambas potencias tomaron conciencia de que su alianza les beneficiaría no sólo recíprocamente, sino a escala global.

Ambas partes tienen muchos intereses en común, y cooperan estrechamente en foros internacionales y multilaterales.

Ampliación de la alianza

Japón y la UE cooperan en foros internacionales y multilaterales como las Naciones Unidas, OMC, G7 y G20. Esta relación global se ha visto ampliada en los últimos años y va más allá de la perspectiva comercial.

Se trabaja en otro gran acuerdo de asociación estratégica en el que ambas partes se comprometen a marcar un gran paso adelante en sus relaciones bilaterales, pues tratará tanto temas económico-políticos como otros de índole climática y de actuación ante situaciones globales de emergencia.

En definitiva, esta cooperación está sentando unas bases sólidas para resolver posibles problemas futuros y asentar procedimientos internacionales.

Alianza Japon Europa

Alianza Japon Europa

Claves

Transparencia: Los documentos e informes de negociación son públicos.

Plazos. Los equipos negociadores tratarán de finalizar el acuerdo para 2018 y con el fin de que entre en vigor en 2019.

Beneficios

Eliminación de derechos de aduana: se eliminarán los aranceles de más del 90% de las exportaciones de la UE a Japón.

Agricultura y alimentación: Japón es muy atractivo para los agricultores y productores europeos.

Con una cifra anual de exportaciones superior a 5.700 millones de euros, es el cuarto mercado de la UE en exportaciones agrícolas.

Indicaciones geográficas: el acuerdo UE-Japón ofrece protección a más de doscientos productos agrícolas europeos con un origen geográfico específico.

Productos industriales: se eliminarán los aranceles.

Pesca: dejarán de aplicarse contingentes de importación y se eliminarán los aranceles.

Silvicultura: se eliminarán los aranceles de productos de la madera y se establecerá un período de transición de siete años para las prioridades más importantes.

Caza de ballenas y explotación forestal ilegal: La UE prohíbe las importaciones de productos derivados de las ballenas desde hace más de 35 años. Se refleja igualmente el compromiso de combatir la explotación forestal ilegal y el comercio asociado.

Barreras no arancelarias: se facilitará el acceso de las empresas de la UE al mercado japonés. Se ha citado como ejemplo las barreras sobre:

  • Vehículos de motor
  • Productos sanitarios
  • Etiquetado de textiles
  • Productos para-farmacéuticos, productos sanitarios y cosméticos
  • Cerveza

Además, el acuerdo contiene normas generales sobre barreras no arancelarias:

  • Barreras técnicas al comercio: compromiso para garantizar que sus normas y reglamentos técnicos se basen en normas internacionales.
  • Medidas sanitarias y fitosanitarias: el acuerdo crea un entorno regulador más previsible para los productos de la UE que se exporten a Japón.

Comercio de servicios: la UE exporta a Japón servicios por un valor aproximado de 28.000 millones de euros cada año. El acuerdo contiene disposiciones que se aplican a todo el comercio de servicios:

  • Servicios postales y de mensajería
  • Telecomunicaciones
  • Servicios internacionales de transporte marítimo
  • Servicios financieros
  • Traslado temporal de personal de empresa

Empresas estatales: las empresas estatales no podrán dar un trato diferente a las empresas de la UE del que dan a sus homólogos japoneses.

Contratación pública: las empresas de la UE podrán participar en las mismas condiciones que las japonesas en las licitaciones públicas.

Inversión: el acuerdo trata de promover las inversiones entre la UE y Japón, con el fin de crear un clima más propicio para los negocios.

Protección de datos: Innegociable, al ser derecho fundamental en la Unión Europea.

Derechos de propiedad intelectual e industrial: disposiciones sobre secretos comerciales, marcas registradas, derechos de autor, patentes, protección de datos de productos farmacéuticos, así como de observancia civil.

Desarrollo sostenible: se recogen elementos clave del enfoque de la UE sobre desarrollo sostenible, en consonancia con otros acuerdos comerciales recientes de la UE.

Gobernanza corporativa: Se basa en los principios del G-20 y la OCDE y refleja las mejores prácticas y normas de la UE y Japón en este ámbito.

Competencia: se garantiza que ambas partes se comprometan a mantener normas generales en materia de competencia y a implementarlas de manera transparente.

Mecanismo de resolución de litigios entre estados: el acuerdo garantiza que se cumplan plenamente los derechos y obligaciones que en él figuran.

Lucha contra el fraude: sobre la base de una propuesta de la UE, la UE y Japón incluirán una cláusula de lucha contra el fraude en el Acuerdo de Asociación Económica.

Próximos pasos

Todavía quedan por resolver detalles técnicos, e incluso capítulos que se han quedado fuera del ámbito de aplicación del principio de acuerdo.

Un ejemplo, la protección de las inversiones.

La UE ha propuesto su Sistema de Tribunales de Inversiones reformado, y se pondrá en contacto con Japón y el resto de países socios para trabajar en la creación de un Tribunal Multilateral de Inversiones.

Otros ámbitos pendientes son la cooperación en materia de regulación y los capítulos generales e institucionales.


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

0 pensamientos en “La Alianza Continúa: UE & Japón”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comercio Exterior

Qatar: gestión del embargo internacional

El 5 de junio de 2017, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahréin anunciaron que rompían las relaciones diplomáticas con Qatar debido a las relaciones del país con Irán y las acusaciones de Leer más…

Comercio Exterior

Latinoamérica pierde inversión extranjera

La inversión extranjera directa perdió fuerza en Latinoamérica durante el 2016 en comparación con años anteriores, comportamiento que se espera que se prolongue a lo largo de este año. No obstante, también hay motivos para Leer más…

Comercio Exterior

Top 3 Tendencias en el mercado global de la ropa y calzado

La evolución del denominado “athleisure” ha sido sin duda la tendencia definitoria de esta década en ropa y calzado. En lugar de disminuir en importancia, la tendencia está evolucionando, empujada por el continuo crecimiento del Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: