Por tercer año consecutivo, Alemania es considerado el mejor país del mundo para emprender un negocio, de acuerdo con el ranking anual “Best Countries» de US News & World Report.

Los 5 países principales para emprender han permanecido prácticamente sin cambios durante los últimos tres años, con Alemania y Japón ocupando los dos primeros puestos.

Con el fin de ayudar a comprender cómo se percibe cada país a escala global, más de 21,000 encuestados evaluaron 80 países clasificándolos según 65 atributos. Entre ellos se encontraban la influencia económica, el poder, la ciudadanía y la calidad de vida, que en suma determinan el éxito de cada país como una nación moderna, siendo el espíritu empresarial es el atributo más ponderado en la puntuación general del ranking de “Mejores países”.

Para determinar qué países son los más atractivos para los empresarios, los investigadores analizaron los siguientes 10 atributos: conexión con el resto del mundo, educación de la población, número de emprendedores, carácter innovador, si existe fácil acceso a financiación, mano de obra cualificada, experiencia tecnológica, transparencia en las prácticas empresariales, infraestructura desarrollada y marco legal que aporte estabilidad y seguridad jurídica.

Este ranking forma parte de un proyecto de análisis denominado “2018 Best Countries Report”, realizado durante tres años por la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania y la consultora internacional Y&R BAV Group.

El informe Best Countries habla sobre el efecto que la marca de un país puede tener en su prosperidad económica y su reputación en el mundo.

Aquí están los 5 mejores países para emprendedores, tal como se detalla en el informe:

Alemania: El considerado más moderno, destaca por el espíritu empresarial de su población, estimándose que sobre el 80% de sus jóvenes entre 17 y 35 años son emprendedores o tienen intención de emprender en algún momento de su vida. También destaca la calidad de vida, el poder e influencia en el mundo, su previsible futuro prometedor y el hecho de ser el país donde gran número de multinacionales tienen su sede. Además, la transparencia de sus instituciones políticas, la concienciación ecológica de la población, la calidad de su sistema educativo, el hecho de ser la cuarta economía más grande del mundo y la más grande de Europa y sus políticas favorables al emprendimiento, sitúan a este país como el lugar ideal para empezar un negocio.

Establecer un negocio en Alemania es increíblemente fácil, pues las tasas a abonar pueden llegar a costar tan solo 20€ en zonas como Stuttgart. Por otro lado, el gobierno permite condonaciones de impagos para mantener a las empresas en crecimiento.

A diferencia de otros países, como en Reino Unido, donde una sola ciudad o unas pocas son el centro económico o industrial, Alemania tiene varios centros de negocios, incluidos Berlín, Frankfurt, Múnich y Hamburgo.

El inglés también se habla ampliamente en Alemania y es el idioma principal en muchas multinacionales y empresas de nueva creación, lo que facilita la atracción de nuevos emprendedores y trabajadores con talento.

Aun así, Alemania tiene algunos desafíos para los empresarios, particularmente su complejo sistema de impuestos que casi siempre requiere la contratación de asesores fiscales especializados de alto coste. Además, la escasez de viviendas tambén está comenzando a convertirse en un problema en Berlín y otras áreas metropolitanas debido al crecimiento de la población, el aumento de la inmigración y la falta de nuevas construcciones, aunque el costo de vida sigue siendo bajo en comparación con otras capitales europeas.

El espíritu creativo en Alemania alimenta la vida profesional y personal, especialmente en Berlín, principal bastión artístico y cultural del país, lo que fomenta la captación de artistas procedentes de todo el mundo.

Japón: Japón ha sido durante mucho tiempo una paradoja en el mundo de los negocios, donde una cultura tradicionalmente contraria al riesgo también ha aportado al mundo desde hace décadas grandes innovaciones, principalmente en el sector tecnológico. En este país, tecnología ya anticuada como los faxes sigue siendo omnipresente en convivencia con robots y otros dispositivos de vanguardia.

Para muchos empresarios en Japón, el país también está al borde de un importante cambio cultural. Mientras que la mayor parte de los japoneses alguna vez han preferido trabajar en uno de los grandes conglomerados que existen en el país con la promesa de un empleo de por vida (como si de funcionarios se tratase), los jóvenes de hoy se inclinan hacia compañías más pequeñas y más emprendedoras. De esta forma, se elimina una importante barrera que existía en el pasado y esto ha sido incentivado principalmente con fondos estatales para la creación de nuevas empresas y el desarrollo de un marco empresarial más atractivo.

El corazón de la economía está en Tokio, donde una creciente comunidad de expatriados está trabajando para iniciar sus propios negocios y desarrollar relaciones entre sus países de origen y Japón.

La generalización del inglés todavía es un escollo en Tokio y en el resto del país, pero su uso está cada vez más extendido entre los jóvenes y el gobierno está incentivando su aprendizaje a raíz de los Juegos Olímpicos de 2020.

Japón también se clasifica constantemente como uno de los lugares donde las personas viven más tiempo debido a su calidad de vida, sentido de comunidad y dieta saludable.

EE.UU: El sueño americano, el lugar donde cualquier persona puede convertirse en lo que quiera si se lo propone aún define a los EE. UU. para muchos de sus residentes, especialmente aquellos que desean iniciar un negocio.

A diferencia de muchas otras culturas, el fracaso no está mal visto aquí, sino que se considera una experiencia de aprendizaje y se alienta a los empresarios a tomar riesgos y tener iniciativa.

Si bien muchas empresas de reciente creación con éxito tienen su sede en Silicon Valley, en la ciudad de Nueva York y en otras áreas metropolitanas de los EE. UU., otras zonas también albergan su parte de empresas de nueva creación. Debido a que EE. UU. tiene una cultura bastante uniforme y un gran mercado, es fácil expandir un negocio a otros estados.

No obstante, la contratación puede ser difícil en mercados competitivos como Silicon Valley, donde los gigantes tecnológicos ahora masivos compiten por el mejor talento con los mejores salarios y beneficios.

Reino Unido: Aunque el Brexit ha creado cierta incertidumbre sobre el futuro de la relación comercial de Gran Bretaña con Europa, muchos empresarios aún creen que es un gran lugar para comenzar un negocio debido a sus bajas barreras de entrada y su fuerte comunidad empresarial y de trabajadores con talento.

Por tan sólo 12 libras se puede registrar una empresa y abrir una cuenta bancaria lleva sólo unos minutos. El gobierno también pone a disposición numerosos recursos como los préstamos de inicio respaldados por el propio gobierno nacional y planes de negocio gratuitos. Por otro lado,  la presentación de impuestos puede ser rápida y fácil para las empresas, estando simplificada y siendo tan fácil de comprender que no se requiere ningún tipo de asesoramiento en esta materia. Además, el gobierno se ha comprometido a seguir recortando el impuesto de sociedades.

La financiación es más fácil de conseguir en el Reino Unido, ya que atrajo a más de £ 4 mil millones en inversión, la mayor cantidad de todos los países europeos, en 2017.

Especialmente en Londres es fácil contratar empleados o profesionales independientes muy cualificados, pues son muchos los expatriados de todo el mundo que una vez completados sus estudios en sus países de origen emigran a Londres y otras ciudades importantes en busca de una vida más próspera.

Los altos costos de la vivienda en Londres pueden ser toda una lucha para todo aquel que decida instalarse en esta ciudad para empezar un negocio. No obstante, para muchos el ambiente multicultural que enriquece la ciudad es una contrapartida.

Suiza: Debido en parte a su falta de recursos naturales, Suiza lleva décadas destinando grandes cantidades de recursos a la investigación y el desarrollo para hacer crecer su economía. Esto ha dado buenos resultados, ya que el país se ha convertido en un líder internacional en sectores como el farmacéutico, así como en la en banca y finanzas.

Suiza ha tenido tradicionalmente un sector financiero sólido y, recientemente el país se ha convertido en un centro global de criptomoneda y de start-ups basadas en blockchain. Así mismo, las universidades suizas también están investigando en este sector y se prevé que en los próximos años el país consiga grandes aportaciones en esta tecnología.

En particular, la ciudad de Zug, en el centro-norte de Suiza, se ha ganado el apodo de «Crypto Valley» por el número de empresas de criptomoneda en el área. La ciudad es el hogar de la Fundación Ethereum, la plataforma de blockchain detrás de muchas aplicaciones relacionadas, así como la segunda criptomoneda más grande, solo detrás de Bitcoin en términos de capitalización de mercado.

Muchos proyectos criptográficos eligen Suiza para su sede por razones similares a otras organizaciones y compañías internacionales: el régimen de neutralidad, estabilidad y el sistema tributario de Suiza.

Además de un entorno regulatorio y tasas impositivas favorables a los negocios, las empresas suizas también se benefician de su ubicación central dentro de Europa, lo que facilita el comercio y la búsqueda de talento. Debido a su diversidad, la fluidez lingüística de su población y el alto nivel de vida, Suiza es un lugar de trabajo popular para los expatriados europeos.

Si bien el coste de vida extremadamente alto aquí, los empresarios dicen que los beneficios superan los costes. El elevado coste también se ve recompensado ​​con la gran calidad de, donde los residentes disfrutan de acceso a escuelas de prestigio mundial y oportunidades educativas en estudios superiores. Por otro lado, la ubicación central de Suiza dentro de Europa significa buenas, eficientes y baratas conexiones con los países circundantes.


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: