Idiomas y rentabilidad en comercio exterior

Ciudad Prohibida. Foto: Pablo Cantero

Dominar la lengua materna, o como mucho contar con el inglés como segunda lengua, suele ser suficiente para quien quiere comprar, pero no para vender, establecer contactos valiosos, investigar, interpretar y contrastar correctamente datos e información de mercado, o acceder a oportunidades tanto en las economías de más rápido crecimiento, como a los cada vez más importantes nichos de consumidores presentes en las comunidades inmigrantes por todo el mundo.

En resumen, la falta de idiomas tiene un coste muy alto en un escenario global en donde no basta ser capaz de ofrecer un producto o servicio de calidad: es necesario contar con las herramientas para hacérselo entender al potencial cliente. Este es un problema bastante extendido en nuestro país, pero no es desde luego el único lugar en el que esto pasa – varios sistemas educativos alrededor del mundo coinciden en arrojar resultados más bien decepcionantes en la preparación en idiomas; más aún, el aprendizaje de lenguas europeas, la opción más tradicional y rentable actualmente, tiene una importancia desproporcionada frente a lenguas con mayor número de hablantes, y utilizadas en las economías próximas a posicionarse entre los primeros puestos de la clasificación mundial.

Mientras tanto el inglés, el tercer idioma con más hablantes en el mundo y primero en número de países donde es la lengua oficial de facto o de jure, continúa siendo también el primer idioma online, y el más rentable en términos de publicidad, aunque cediendo gradualmente ante el aumento de la creación de contenidos en otras lenguas, y crecen las audiencias que prefieren contenidos en su idioma.

Por ello, sin pretender ofrecer una lista exhaustiva – ya que, de acuerdo con la clasificación de lenguas por número de hablantes y sus implicaciones para el futuro del comercio global, no entramos en la importancia económica de idiomas como el italiano, siendo Italia actualmente el cuarto país intracomunitario en importancia para el intercambio comercial con España, o el polaco, con Polonia entre los quince primeros destinos para la exportación española fuera de la zona euro – presentamos un resumen de los idiomas considerados clave para la internacionalización.

El chino lleva varios años entre los primeros puestos de los idiomas de negocios más cotizados, y con buenos motivos; solamente el mandarín oficial, hablado como primera o segunda lengua en China, y en varias de las economías más activas en del sureste asiático, supera en número de hablantes al inglés, francés y español (considerados herramientas clave para el comercio exterior) juntos. Adicionalmente, es el segundo idioma más hablado en internet tras el inglés, y segundo en publicación de contenido online y textos impresos.

El hindi, lengua oficial de India crece también en importancia en los sectores de comercio, ciencia y tecnología, turismo, comunicaciones, medios y entretenimiento, particularmente en el sureste asiático y puntos de Oriente Medio y África. En total, el número de hablantes de hindi (incluyendo a los hablantes de dialectos derivados y similares) se cuenta en unos 280 millones de personas, de acuerdo con datos del censo de India de 2001; nótese también que muchos clasifican al urdu, lengua nacional de Pakistán, como hablantes de hindi por las numerosas similitudes y origen común de ambas lenguas. Por otro lado, es importante también señalar la importancia del bengalí, lengua de Bangladesh y los estados indios de la región de Bengala, uno de los principales centros económicos y de comercio del sureste asiático, con más de 200 millones de hablantes.

A pesar de ir cediendo terreno como lengua franca del comercio e internet, sigue siendo inconcebible la internacionalización de cualquier empresa sin un correcto dominio de inglés, y es previsible que siga siendo así en el futuro; por otra parte, vale la pena recalcar la posición de Reino Unido como el quinto destino comercial comunitario, y EEUU como primer país extracomunitario en importancia para la exportación española.

En cuanto al uso del español, cabe destacar México, el país con la mayor población de hispanohablantes, y primer destino de América Latina para las exportaciones desde nuestro país, sin olvidar el significativo mercado de habla hispana en EEUU; por otra parte, el interés en diversas regiones por el estudio del cuarto idioma con más hablantes en el mundo, tercero en internet por detrás del chino y el inglés, y un plus demandado por cada vez más empleadores en países como EEUU y Brasil, tiene implicaciones interesantes para la oferta educativa y turística española.

La cuarta lengua más hablada en internet y quinta en volumen global de hablantes, el árabe estándar moderno es la lengua oficial de 27 países de Oriente Medio y el norte de África junto con las variantes dialectales autóctonas de cada región; la variante egipcia cuenta con el mayor número de hablantes, más de 60 millones según las estimaciones más recientes, además de tener un papel predominante en los medios visuales y la industria de entretenimiento del mundo árabe; en el caso de las relaciones comerciales de España, cabe destacar sin embargo la importancia crucial del árabe marroquí, siendo Marruecos el 2do destino comercial no comunitario después de EEUU, y el árabe argelino, segunda lengua en número de hablantes tras el árabe egipcio, teniendo en cuenta la situación de España entre los primeros socios comerciales de Algeria junto con China, Francia e Italia.

El portugués, históricamente el primer lenguaje europeo de comercio internacional, forma parte de esta lista tanto por número global de hablantes, como por su relevancia para la empresa española, con Portugal entre los países comunitarios más importantes para el intercambio comercial, y el inmenso y joven mercado de Brasil como uno de los destinos de mayor interés para el comercio exterior, además de ser una llave de acceso a otros mercados emergentes en África, con Angola y Mozambique a la cabeza.

Uno de los idiomas oficiales de numerosas organizaciones internacionales, el ruso cuenta con más de 160 millones de hablantes nativos repartidos entre Rusia y otros países de la región (sin contar a quienes lo hablan como segunda lengua), además de las comunidades rusas establecidas en varios países, entre los que se encuentra España. Por otra parte, la delicada situación de las relaciones Rusia-Occidente hacen probable un aumento significativo de la demanda de este idioma en diplomacia y comercio exterior, además de tener una importancia considerable para los sectores de extracción, ciencia y tecnología.

A pesar del declive de la demanda interna de Japón, el japonés continuará siendo un idioma clave en internet y en sectores de tecnología avanzada, y en general una herramienta muy valiosa en comercio exterior, particularmente ante el incremento de las exportaciones de España a ése país en los últimos años.

El alemán, aunque se clasifique muy por debajo de otros idiomas en número de hablantes nativos – alrededor de 90 a 95 millones – se halla indiscutiblemente entre los primeros puestos en cuanto al retorno de inversión por su aprendizaje, teniendo en cuenta el papel económico y comercial de Alemania, Austria y Suiza, y es previsible que siga siendo uno de los idiomas cuyo dominio resulte más rentable, con Alemania como uno de los principales socios comerciales de España junto con Francia.

Otro tanto ocurre con el francés: la lengua del país vecino, a pesar de situarse por debajo de varias otras en número de hablantes nativos, es sin embargo indispensable en la diplomacia y el intercambio comercial, particularmente en África y el Mediterráneo; en total, el 19% del comercio global de mercancías se lleva a cabo en países francófonos, según datos de la Organización Internacional de la Francofonía.

Corea del Sur, uno de los tigres asiáticos, es otro mercado destacable por su empuje económico y tecnológico, y por el incremento de casi el doble en las exportaciones españolas a ese país en 2014 con respecto al año anterior, lo que supone un impulso importante para el interés del coreano como lengua de negocios; otros datos interesantes a considerar: la excepcionalmente elevada audiencia digital del mercado, uno de los primeros en adoptar el uso extendido de internet, y el notable alcance de la industria visual y de entretenimiento de Corea del Sur en otros países de Asia-Pacífico, que gana cada vez más terreno en otras regiones del mundo.

Con más de 75 millones de hablantes nativos, grandes núcleos de inmigrantes afincados en varias de las economías principales de Europa, y Turquía entre los diez principales socios comerciales de España en 2014, el turco es otro idioma a considerar por su importancia para el comercio exterior en una de las regiones más estratégicas del planeta; por otro lado conviene notar que, al igual que el ruso, es muy probable que la actualidad geopolítica incremente la demanda por esta lengua.

¿Qué idiomas han resultado más beneficiosos para el logro de objetivos estrátegicos de tu empresa? Comparte tu experiencia con otros emprendedores globales en nuestro blog.


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

1 comentario

Beatriz Ochoa · 24 mayo, 2018 a las 9:19 pm

Excelente artículo, muchas gracias por compartir. Me podrían proporcionar el autor o autores del artículo.
De antemano, gracias.

Beatriz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: