En el período enero-agosto de 2021, China importó 2,8 millones de toneladas de carne de cerdo por valor de 8.000 millones de dólares. En comparación con el mismo período del año anterior, el volumen de las importaciones se mantuvo prácticamente sin cambios, pero en términos de valor, crecieron un 3%.

En cuanto a origen, los suministros de cerdo de EE. UU. cayeron un 36%, con 340.000 toneladas, mientras que España y Brasil aumentaron considerablemente sus exportaciones a China. En comparación con el mismo período de 2020, las compras a España aumentaron un 70%, con 900.000 toneladas y un 76% en valor, con 2.600 millones de dólares. Así mismo, las importaciones con origen Brasil aumentaron un 25%, con 360.000 toneladas, lo que implica un aumento del 21% en valor, 1.200 millones de dólares.

En 2022, se prevé que las importaciones de carne de cerdo de China caigan un 5% debido al aumento de la producción nacional, motivada ante las buenas perspectivas del sector. De hecho, se espera que el gobierno chino apoye a las grandes empresas de cría de cerdo para que sigan ampliando su producción.

En contexto, las importaciones de carne de cerdo en China se dispararon de 2 millones de toneladas en 2019 a 4,3 millones de toneladas en 2020.

En ese mismo año, España, con 934.000 toneladas, EE.UU., con 696.000 toneladas, y Brasil, con 481.000 toneladas, fueron los principales proveedores de carne de cerdo a China, con una participación combinada del 49% de las importaciones totales.

En términos de valor, los mayores proveedores de carne de cerdo a China fueron España (2.700 millones de dólares), EE.UU. (1.600 millones de dólares) y Brasil (1.600 millones), siendo EE. UU. el país con la mayor tasa de crecimiento, habiéndose multiplicado por tres en valor total.

La clase media china está demandando carne de alta gama, lo que hace que aumenten las importaciones

En los primeros 10 meses de 2021, las ventas de jamones y paletillas españoles crecieron más de un 32,96%, por valor de 17,35 millones de euros.

En el caso del jamón sin hueso y otros embutidos, aumentaron un 62% con respecto al año anterior, mientras que el jamón con hueso creció un 125%, según datos de la aduana China.

Estos buenos datos respaldan las previsiones del sector para los próximos años, que esperan un crecimiento de las importaciones del 60% para 2025, pero la principal barrera sigue siendo la falta de reconocimiento de las denominaciones de origen extranjeras y el complejo proceso de certificación dentro del territorio chino.

China importó más de 1,08 billones de dólares en alimentos en 2020 y 1,01 billones de dólares en los tres primeros trimestres de 2021. El mercado de productos de calidad, incluida la carne y los productos agrícolas importados, se ha expandido rápidamente a medida que ha crecido la población de clase media de China, convirtiéndose en el mercado de consumo más grande del mundo, con ventas minoristas por valor de 7 billones de dólares el año pasado. Su población de clase media alcanzó los 400 millones en 2021, lo que representa casi el 30% por ciento de la población total y lo que indica que todavía hay mucha población con potencial para ver aumentada su capacidad adquisitiva y así la demanda de alimentos de mayor calidad.


emprendedorglobal

El blog para emprendedores y PYMES interesados en la internacionalización.

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: